Contacta con viajes a pie.

Usa el formulario que aparece a la derecha para ponerte en contacto con nosotros y resolveremos tus dudas lo antes posible. Gracias.

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Blog

Narciso de prado (Narcissus pseudonarcissus)

Felipe Gomez

Los narcisos son plantas bulbosas que florecen al retirarse las primeras nieves, a finales del invierno y principios de la primavera dando las primeras notas de color a la montaña y a nuestros paseos después de los fríos.

Realmente Narcissus es un género de la familia Amaryllidaceae originario de la cuenca mediterránea y Europa. Cuenta con numerosas especies, la mayoría con floración primaveral, aunque hay algunas que florecen en el otoño. El narcissus pseudonarcissus es conocido en Aragón como narciso de prado o campaneta de puerto y se cría en los prados, entre 1.000 y 2.000 metros, de todo el Pirineo y de otras montañas de la mitad septentrional de la península. En otros lugares es conocido también como narciso trompón, tragapan, cebolla de oro o narciso de lechuguilla entre otros.

 Narcissus pseudonarcisus. Foto FGZ

Narcissus pseudonarcisus. Foto FGZ

Tiene un bulbo o cebolla ovoide de hasta 4 cm de diámetro, con hojas y tallo basales, alcanza una altura de 1 a 2 palmos. Las flores solitarias, rara vez un par de flores, son de color amarillo pálido, con el tubo corto y seis gajos extendidos a manera de estrella. En el centro de la flor la corona se alza en forma de campana.

Posee un alcaloide de elevada toxicidad, la narcisina, de acción paralizante. Se concentra sobre todo en el bulbo que cuenta así con sustancias antitumorales, antivíricas y purgantes. Sorprende el uso en Ansó del cocimiento de las flores para la tos seca de los niños y en Hecho las raíces, en forma de cataplasma, para rebajar zonas inflamadas.

Se sabe que daña al ganado el cual lo rechaza en el pastoreo dejando grupos de narcisos que florecen de forma aislada en los pastos.

 Narciso de prado. PN Valles Occidentales. Foto FGZ

Narciso de prado. PN Valles Occidentales. Foto FGZ

La palabra está vinculada en el Dioscórides Renovado, al término griego narcosis (νάρκωσις); que produce modorra, embotamiento de la sensibilidad. En la antigüedad Plutarco y Plinio afirman que el olor débil de sus flores ejercen una acción tal sobre el sistema nervioso que ocasionan sueño a las personas que las huelen.

Igualmente la planta está vinculada con el mito de Narciso que en su versión mas antigua hace referencia a un hermoso joven que vivía cerca del monte Helicón y del cual se había enamorado otro muchacho, Aminias. Narciso despreciaba el amor y, disgustado con los deseos de Aminias, le envió como regalo una espada, con la orden implícita de que se diera muerte. El amante obedeció, pero antes de morir maldijo al amado; y, en efecto, al pasar junto a una fuente y ver su propia imagen reflejada sobre las aguas, Narciso se enamoró de sí mismo tan perdidamente que acabó por suicidarse ante la imposibilidad de satisfacer su pasión. En el lugar de su muerte cuenta que nació la flor que toma su nombre.

Por extensión hoy en día hablamos de narcisismo cuando alguien tiene excesiva complacencia en la consideración de las obras y facultades propias. Alguien que cuida demasiado de su adorno, como enamorado de uno mismo.

 

Bibliografía

- Diccionario de la RAE
- Luis Villar Perez et álii. Plantas medicinales del Pirineo Aragonés y demás tierras oscenses. Diputación Provincial de Huesca / Instituto Pirenaico de Ecología, 1992.
- Pío Font Quer. Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Ediciones Península 1999.
- Wikipedia, narcissus pseudonarcissus
- José Luis Benito Alonso. Guía imprescindible de las flores del PN de Ordesa y Mte Perdido. Jolube Consultoria Ambiental 2009
- Constantino Falcon, Emilio Fernández y Raquel López. Diccionario de la mitología clásica. Tomo 2. Alianza editorial, 1980.