Contacta con viajes a pie.

Usa el formulario que aparece a la derecha para ponerte en contacto con nosotros y resolveremos tus dudas lo antes posible. Gracias.

         

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Blog

Filtering by Category: Historia

Viajes de papel. El Ogro de Doug Scott

Felipe Gomez

Doug Scott es uno de los principales protagonistas del himalayismo de los años 60, 70 y 80. Conocido y admirado principalmente por la arista norte del Kangchenjunga, la SO del Everest y las aperturas del Sivling y El Ogro. Pero realmente es la aventura de esta última montaña en Pakistán la que es mas recordada en el acerbo montañero, debido fundamentalmente a su heroico descenso.

El escalador británico escribe cuarenta años después (1977-2017) una merecida obra en honor a esta montaña del Karakorum que cuenta con la fama, incluso hoy en día, de ser una de las montañas más difíciles del planeta, hasta el momento con solo dos repeticiones.

La portada del libro en su edición inglesa

La portada del libro en su edición inglesa

Scott ambienta muy bien todo el contexto de exploración anterior a su escalada. Agradece en gran medida a todas las personas que poco a poco fueron acercando estos territorios tan inhóspitos al deporte del alpinismo. Su enfoque es muy completo. Una descripción geográfica del entono del Karakorum antecede a la descripción de todas las expediciones que le precedieron haciendo principal hincapié en aquellas que tuvieron lugar bajo el auspicio de la Compañía de Indias primero y de la Corona británica después. Era una época de Imperialismo, The Great Game, donde las principales potencias (Gran Bretaña, Francia y Rusia fundamentalmente) pugnaban por los lejanos territorios del Asia Central. En su afán por cartografiar, con fines militares, el territorio que hasta entonces estaba vacío para los extranjeros que poco a poco se van descubriendo las maravillosas cumbres y glaciares de Karakorum. A medida que el conocimiento sobre el territorio aumenta aparecen grandes tesoros para los nuevos visitantes de la región, los alpinistas que después de terminar con su territorio de juego en los Alpes se lanzan a la conquista de las montañas más altas del planeta. Una de estas joyas es el Baintha Brakk, comúnmente conocido como el Ogro. Una montaña aparentemente inexpugnable de 7285 m de altitud.

Después de presentar a un equipo muy potente de alpinistas con gran experiencia en la escalda de roca en grandes paredes y en montañas de gran altitud: Clive Rowland, Mo Anthonie, Tut Braithwaite, Nick Estcourt y Chris Bonington, el autor se mete de lleno en la descripción de la expedición que logró hollar por primer vez la cima oeste y la cima principal del temido Ogro.

Doug Scott descendiendo de rodillas de la cima del Ogro. Foto:  Libro de Desnivel

Doug Scott descendiendo de rodillas de la cima del Ogro. Foto: Libro de Desnivel

De forma amena y viva Scott narra, ya con los puntos de vista de todos los participantes contrastados, aquellos días de exploración y conquista que terminaron con una de los descensos más épicos y relatados de la historia del himalayismo. El descenso de Scott, de rodillas debido a sus lesiones de las piernas tras una caída, y de Bonington, con las costillas fracturadas y una neumonía, ayudados por Clive y Mo se relata con un tono ameno y ligero. Aún no eran conscientes del éxito de haber superado una de las mayores dificultades jamás realizada, durante los últimos largos a la torre cimera, en la escalada en roca en altitud (los primeros repetidores en el año 2001 dieron fe de ello).

  • Doug Scott. El Ogro. Ediciones Desnivel 2017

Viajes de Papel. El río de la luz de Javier Reverte

Felipe Gomez

Hace unas semanas en programa de RTVE de Imprescindibles estuvo dedicado al escritor de viajes Javier Reverte y al verlo rescate inmediatamente a este escritor que hace años me hizo viajar a través de la literatura muchas veces. Olvidado tal vez porque acabe cansado de su rutina literaria y viajera, capaz de convertir en un viaje interesante lo que de tanto repetirse podría parecer un circuito turístico, de esos que él tanto critica y al que sabe que estamos todos sujetos. Hoy muchos de los que viajan de verdad y se someten a fantásticas y terroríficas aventuras son, generalmente, los que no pueden escribirlas.

rio de la luz.jpg

Después de sus trilogías de Centroamericana y de África dejó de interesarme un estilo que sin embargo es precisamente el que te puede volver a cautivar si dejas espacio entre la lectura de sus viajes. Con una escritura cercana que atrapa, Reverte es capaz de pasar de lo más mundano, un crucero turístico con conversaciones de ascensor, a lo más interesante y romántico, seguir los pasos de Jack London y de la historia de la fiebre del oro en Alaska.

En esta viaje, como en otros de este afortunado escritor, Javier realiza un recorrido maravilloso, siempre con la literatura y la historia como hilos conductores perfectos. Desde Vancouver, en barco, coche, tren, avión y kayak, el escritor madrileño se adentra en los territorios del Gran Norte de Alaska y Canadá.

Conoce los escenarios donde miles de aventureros y aventureras se precipitaron durante los años locos de la fiebre del oro a finales del siglo XIX. Recorre en barco el Paso del Interior en la costa oeste de Canadá, desciende Yukon, su río de la luz, en kayak a la vez que nos describe el mismo viaje en esa época pasada. Sobrevuela los territorios del oso y el salmón para alcanzar el extremo de Alaska. Recorre mas de 4000 km en tren para llegar, ya en el regreso, hasta Quebec desde donde tomará un carguero para acabar silbando Yellow Submarine en Liverpool. Un viaje muy atractivo en el que nos sumergimos fácilmente gracias a esa habilidad del escritor por ambientar tan bien los territorios que recorre. Hay que volver de vez en cuando a Reverte.

  • Javier Reverte. El río de la Luz. Debolsillo. Cuarta reimpresión 2018

Viajes de papel. El Impresor de Venecia de Javier Azpeitia

Felipe Gomez

Siempre nos movemos entre dos mundos, lo irracional y lo racional, lo dionisíaco y lo apolíneo, el sueño y la realidad… Así Aldo Manuzio, el protagonista de esta estupenda novela histórica, va transitando a través de su vida en la Venecia del siglo XV-XVI. Una vida entre libros, al inicio de la vida editorial en una de las ciudades centro del conocimiento y del comercio de la época.

Aldo pugna por publicar originales textos antiguos griego y latinos, su deseo es perpetuar un saber que poco a poro, después de la oscuridad de la Edad Media, va saliendo a la luz, pero el mercado marca las pautas y son biblias editadas en formato reducido, los primeros libros de bolsillo, los que se demandan y ofrecen buenos beneficios.

Portada del libro de Javier Azpeitia en Tusquets

Portada del libro de Javier Azpeitia en Tusquets

Exitoso editor de la época se codea con los mejores profesionales, tipógrafos, autores, coleccionistas y buscadores de pergaminos tejen sus relaciones en ese naciente mundo editorial en el marco de la Venecia de la época. Sin embargo, él no busca ese éxito, quiere sus clásicos y en concreto uno; Epicuro y un misterioso ensayo Sobre el Amor. Aldo descubre en vida y en las letras el Hedonismo y en su tarea de difundirlo chocara con las fuerzas represoras de la época controladas por el poder eclesiástico.

Como bien dice la edición de Tusquest en su primera edición (2016) “El Impresor de Venecia recrea de manera deslumbrante el origen del negocio de los libros en una ciudad enloquecida y en tiempo de crisis, en los que reconocemos los retos del presenta”

  • Javier Azpeitia. El Impresor de Venecia. Tusquets 2016

Viajes de papel. Toda una vida de Robert Seethaler

Felipe Gomez

El título de la novela de Seethaler refleja perfectamente lo que es, el relato lúcido de un hombre de las montañas, desde el momento que fue llevado allí tras la muerte de su madre hasta el final de sus días. Es el cuento de un pequeño pueblo perdido de los Alpes a través del siglo XX.

Las peripecias de Andras Egger, el protagonista, se van produciendo de forma paralela a la transformación de la vida de su valle, la llegada del asfalto, de la luz, la construcción de los teleféricos, la invasión de esquiadores y senderistas que acaban por transformar una vida dura, dependiente del ganado y el bosque y a merced de las fuerzas implacables de la naturaleza.

toda una vida.jpg

Egger es una persona carismática, trabajadora, muy apegada a la montaña que nos cautivara rápidamente, sabe como ganarse la vida y conoce y disfruta como nadie de su valle. Poco hablador, "quien abre las boca, cierra las orejas", y muy observador, fue capaz de adaptarse a los cambios que sufre su entono, sin criticarlos con avidez. Así pasa de las labores ganaderas, a trabajar para las empresas de teleféricos que invaden la montaña a finalmente guiar por la montaña a los turistas de la ciudad. Una trayectoria vital que es reflejo de los cambios de la montaña.

La novela recoge con una alegría literaria toda una vida, con los momentos más duros, los instantes de belleza, el temor y las dudas, los recuerdos y las incertidumbres. No juzga ni crea opinión, describe maravillosamente el paso del tiempo y presenta a la naturaleza como símil de la misma vida, bella y dura a la vez.

  • Robert Seethaler. Toda una vida. Narrativa Salamandra, 2017

Viajes de papel. Todo se desmorona. Chinua Achebe

Felipe Gomez

Gracias a esta novela podemos conocer una parte de África desde dentro, no con los ojos de la colonia sino con los ojos y la maestría literaria de Chinua Achebe, cuya literatura buscó desde siempre empoderar al pueblo africano después de siglos de explotación.

La novela publicada en 1958 relata la vida de Okonkwo, un gran guerrero Igbo en un contexto en el cual África está siendo repartida por las grandes potencias europeas después de la Conferencia de Berlín (1884-1885). Achebe retrata la sociedad igbo marcada por el calendario agrícola de ñame, "encapsulada en rituales, proverbios, festejos, historias fundacionales, cuentos y canciones" que configuran toda una mitología ancestral.

todo se desmorona.jpg

Una sociedad, con marcadas tradiciones que Okonkwo respeta, que no tendrá más remedio que entrar en conflicto con la llegada de los blancos. De manos del cristianismo los británicos vinieron a lo que ellos llamaron Pacificaciónde las tribus primitivas del Bajo Níger. Todo se desmorona entonces, las asambleas de ancianos se perderán entre la burocracia del Imperio y los cambios se empieza a producir a una velocidad desconocida.

Chinua Achebe. FOTO  Paris Review

Chinua Achebe. FOTO Paris Review

Gracias a Achebe tenemos una visión distinta a la que se tuvo durante mucho tiempo en Europa de la manode novelas como Memorias de África, El Corazón de las tinieblas o películas como Mogambo o La Reina de África. Gracias a la novela somos capaces de adentrarnos, a través de una gran literatura, en la vida de un pueblo muy cercano a la naturaleza, a sus ritmos, con una tradición enorme. Un viaje al verdadero corazón del África Occidental.

  • Chinua Achebe. Todo se desmorona. DEBOLSILLO 2016
  • Marta Sofía López. Prologo en la edición DEBOLSILLO 2016

Viajes de papel. El país donde florece el limonero. Helena Attlee

Felipe Gomez

Nada más terminar esta lectura tuve que exprimirme un pomelo y unas mandarinas para disfrutar del frescor de los cítricos, solo me falto la brisa del sur de Italia para que fuera perfecto. El país donde florecen los limoneros es un libro muy original, libro de horticultura, libro de viajes, de gastronomía, ensaño; es la historia de Italia y sus cítricos.

Helena Attlee teje un recorrido singular con una curiosidad que nace de  su trabajo como guía turística en los grandes jardines de los medicis en la Toscana. Atraída por los viejos limoneros plantados en grandes macetas y resguardados en los limonaie, invernaderos creados específicamente para ellos.

limonero.jpg

Seguimos los pasos de su investigación sobre la horticultura a veces de corte taxonómico,  otras antropológico o simplemente culinarios para descubrir la compleja historia de los cítricos. Al principio se trató de un género pequeño compuesto por Mandarina (China), Pomelo (Malasia) y Cidra (Himalaya) y allí donde estos tres árboles ancestrales entraron en contacto de la mano del hombre se fecundaron por polinización cruzada dando origen a la gran familia de hoy en día; con naranjas y limones como los más reconocidos en todo el mundo.

Citrus Bizarria . La más curiosa de las formas. FOTO:  Wikipedia

Citrus Bizarria. La más curiosa de las formas. FOTO: Wikipedia

En este camino descubrimos su importancia en la historia pasada y actual de Italia, nos dejamos llevar por los sentidos, queremos oler y saborear lo que Helene nos cuenta, descubrimos nuevas formas y sabores de los cítricos, usos ancestrales, nos entran ganas de viajar, de conocer y de probar cualquiera de las recetas que nos enseña.

  • Helena Attlee. El País donde florece el limonero. Acantilado 2017

Historia de Chefchaouen

Felipe Gomez

Historias del Rif. La medina de Chefchauen

Chefchauen “la que mira a los cuernos” se sitúa al refugio de la naturaleza, oreintada al sur, justo donde brota de la tierra agua fresca durante todo el año, entre las dos montañas que la enmarcan en el paisaje; el Meggú (Jbel Kelaa 1616m) y el Tisoukka (2122m)

Xauen (540m, cuerno en árabe), fue fundada en 1471 (871 H.) por el cherif abu Yumas el-Alami con la intención de contener las invasiones portuguesas que en ese mismo año habían tomado Ashila y Tánger. Para esto eligió un enclave de difícil acceso que dominará la ruta Tetuán-Fez junto al margen izquierdo del río que brotaba potentemente desde dentro de la montaña. Al morir el-Alami en la lucha con los portugueses se encargo de continuar la fundación al otro lado del río su primo, Ali Ben Rachid, quien de joven había luchado en las guerras de Granada.

A lo largo de la historia la Medina de Xauen se fue configurando en seis barrios: el Sueka, Rif Al Andalus, Al Onsar, Sebanin, Suk y el Jarrazin. En época moderna, sobre todo tras la llegada de los españoles, la ciudad se extendió ya fuera de sus murallas.

Una de las tantas fuentes de la Medina. Agua fresca de la montaña.     FOTO FGZ

Una de las tantas fuentes de la Medina. Agua fresca de la montaña.  FOTO FGZ

El núcleo original de la ciudad fue fundado por Ali Ben Rachid construyendo la Kasba y la residencia de su familia, este primer barrio de la Medina se llamó Sueka.

En 1492, tras la caída del Reino de Granada, llegó a la ciudad un gran contingente andalusí que dio lugar al barrio de Rif Al Andalus. Entre 1492 y 1540 se dio el nacimiento de otros dos Barrios, al Onsar y Sebain, situados al este de los anteriores y en las cercanías de la fuente, Ras el Maa, y del río que configura la frontera natural de la medina.

La llegada de moriscos españoles entre los años 1540 y 1560 otorgó mucha prosperidad a la medina siendo los años con mas actividad constructiva, se levantó la mezquita mayor, Yamaa el-Kebir, se construyeron cinco fondaqs, albergues de mercaderes, una madraza y el primer baño que da nombre a la plaza principal, Utta el-Hammam.

Zona de los Molinos de Raas el Maa. Plano de Carlos Sánchez Gómez.

Zona de los Molinos de Raas el Maa. Plano de Carlos Sánchez Gómez.

En 1609, tras la expulsión de los moriscos de la Península llegaron nuevos pobladores configurando un nuevo barrio al este de la medina; el Suk. Después de esta tercera oleada de andaluces el crecimiento fue mucho mas lento durante el resto del siglo XVII y durante el XVIII y solamente se configuró el pequeño barrio de El Jarrazin.

Durante siglos su situación inaccesible y la prohibición de entrada a los infieles hizo de Xauen una ciudad desconocida y misteriosa que fue descubriéndose poco a poco de la mano de los aventureros y viajeros que, disfrazados, se introdujeron dentro de sus murallas.

El primero conocido de todos ellos fue Charles Foucauld que paso en 1882 disfrazado de rabino describiéndola así;

Eran las seis de la mañana cuando llegaba; a aquella hora, los primeros rayos de sol, dejando aun en la sombra las masas oscuras de las altas cumbres que dominan la ciudad, doraban apenas las puntas de los minaretes; el aspecto era de una belleza irreal: Con su viejo torreón de aire feudal, sus casa cubiertas de tejas, sus arroyos que serpentean por todas partes, podría uno haberse creído mas bien ante un burgo apacible a orillas del Rhin, que ante una de las ciudades más fantásticas del Rif.

Después lograron entrar Walter Harris, corresponsal de The Times en Tánger, disfrazado de cabileño, y un misionero norteamericano que resulto envenenado, William Summers. El aislamiento con respecto a occidente finalizó cuando el 15 de Octubre de 1920 el teniente coronel Castro Girona, disfrazado esta vez de carbonero, logró entrar y convencer a las autoridades, entre presiones y promesas de recompensas, a que entregaran la ciudad a los españoles que ya contaban con el Protectorado nominal de la zona desde 1912.

Comenzaba así la relación colonial que unió a Xauen con la Península y que termino en 1956. Entre medias existió un paréntesis debido a los éxitos del levantamiento de Abd el–Krim. El 15 de Noviembre de 1924 la guarnición española compuesta por 10.000 hombres abandonó la posición descendiendo por el Valle de Beni Hassan donde fueron víctima de sangrientas emboscadas. Los rifeños causaron un duro castigo en el que murieron mas de 2000 hombres y en el que se dieron escenas épicas narradas por Mola en su libro Dar Akouba, nombre de una población del valle cercana a Xauen.

Mhamed ben Abd del-Krim y la República del Rif entraban de forma triunfal en la ciudad que paso a ser un bastión importante en el nuevo orden político que el líder rifeño comenzaba a instaurar. Dejada en manos de Jeriro, como su principal lugarteniente en el Yebala, la ciudad, al igual que el sueño de Abd el-Krim, sucumbió a la alianza franco-española. Xauen pasó de nuevo a las posesiones españolas el 10 de Agosto de 1926 de manos del comandante Capaz.

Una de las puertas de la Medina. Bab el Suk    FOTO FGZ

Una de las puertas de la Medina. Bab el Suk  FOTO FGZ

Durante la época del Protectorado se construyó la carretera de Tetuán a Xauen, tres grandes cuarteles, un hospital militar y equipamientos administrativos, sanitarios y educativos. En urbanismo se creó un Plan de Ordenación y un Plan Parcial.  Cuando los españoles llegaron, la ciudad tenía una importante población judía sefardí que hablaba judeoespañol, esta fue la responsable del color azul que hoy domina las calles de la Medina.

En 1956 Marruecos recuperó la independencia y hasta 1975 tuvo un crecimiento lento. Después y gracias a la instauración de la sede del Gobierno de la Provincia durante ese año se reanimó el sector de la construcción y en otras actividades y servicios. La ciudad creció entonces mucho en su lado oeste en torno a la plaza de Mohamed V y ladera abajo gracias a la nueva población administrativa y a un creciente éxodo rural.

Hoy en día la ciudad sigue creciendo, en 1994 el censo era de 31.410 habitantes, y se están construyendo muchos edificios modernos, bloques de varios pisos que cambian por completo el paisaje urbano de Xauen.

La Medina, gracias al impulso turístico y a la renovada atención del monarca, históricamente enemistado con esta región, esta cada vez mejor cuidada y es sin duda un rincón de impagable tranquilidad para el viajero y punto de partida privilegiado para todas las excursiones y ascensiones del Parque Nacional de Talassamtane y de la región de Yebala.

Xauen nos permite de esta manera realizar un viaje completo en todos los sentidos. A los que aman la montaña y no les  importa pasar días en ella por que les ofrece un lugar ideal de descanso para reponer fuerzas y para aquellos que no quieren pasar tantos días en las cumbres les supone una medina antiguamente inaccesible al viajero y ahora abierta de par en par a todos los que quieran perderse en sus callejuelas, comer, comprar artesanía del país o simplemente disfrutar de otro ritmo de vida, ya se sabe; “prisa mata, amigo”

Bocadillos cerca Uta el Hammam. Antigua librería y ya clásico de las noches de Xauen    FOTO  FGZ

Bocadillos cerca Uta el Hammam. Antigua librería y ya clásico de las noches de Xauen  FOTO  FGZ

Bibliografía para conocer más
-CHARLES DE FOUCAULD. Viaje a Marruecos. José J. de Olañeta Editor. Palma 2001.
-DAVID S. WOOLMAN. Abd El-Krim y la Guerra del Rif. Oikos-Tau Ediciones. Barcelona 1971.
-DAVID MUNILLA. Marruecos: País de Djebala. En Grandes Espacios 99, Especial Trekking.
Abril 2005.
-DOMINGO BADIA. ALÍ BEY. Viajes por Marruecos. Alianza Editorial. Madrid 2005.
-JESÚS F. SALAFRANCA. La República del Rif. Editorial Algazara. Málaga 2004
-ROGER MIMO. Marruecos. Guía de trekking y excursiones. Sua Edizioak. Bilbao 1993.
-ROGER MIMO. La guía de Marruecos y Mauritania. Distrimapas Telstar, Barcelona 1999.
-ROGER MIMO, JOSEP Mª ESCOFET Y XAVIER BARREDA. Marruecos, guía completa de deportes de montaña y aventura. Editorial Barrabés. Zaragoza 2003.
-SÁNCHEZ GOMEZ, CARLOS ET AL. Xauen Plano guía, 1/1500. Junta de Andalucia, AECI y Ayuntamiento de Xauen. 1999.
-LORENZO SILVA. Del Rif al Yebala, viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos. Ediciones Destino. Barcelona 2001.
-MIMOUND HILLALI Y MOHAMED TENSAMANI. Inventario de los recursos y potencialidades turísticas de la provincia de Chefchaouen. IPADE, AECI Y ADL. 2002

-CHEFCHAOUENE Carte du Maroc 1 :50 :000. Feuille NI-30-XIX-2a. Ministère de l´Agriculture et de la Reforme Agraire. Direction de la Conservation Fonciere et des travaux Topographiques. Division de la Carte. 1970. Rabat